Cuatro Carabineros Formalizados por Apremios Ilegítimos a Estudiante en 2014

Derechos Humanos
Tipografía

Cuatro funcionarios de Carabineros serán formalizados este lunes como autores de los delitos de detención ilegal, lesiones graves y apremios ilegítimos en contra de un estudiante secundario del Internado Nacional Barros Arana (INBA), en un hecho que se remonta a 2014.

Según los antecedentes del caso, en marzo de 2014 el estudiante del INBA, de iniciales B.B.A, de entonces 15 años, participó de una movilización en el establecimiento.

Al finalizar ésta, el joven llegó a la estación de Metro Quinta Normal donde una carabinera le intentó hacer un control de identidad y revisar sus pertenencias.

Ante su negativa, la funcionaria solicitó apoyo y finalmente el estudiante fue ingresado a un carro policial, lugar en el cual, su padre, Leonel Barra, aseguró que sufrió una brutal golpiza que motivó acciones legales.

"Lo suben al radiopatrulla, e ingresa otro carabinero que también está identificado, y procede a romperle la cara a golpes, está bien registrado cómo entra a la patrulla y después como sale también. Claramente en esa instancia fue la mayor agresión", dijo Leonel Barra.

La querella de la familia motivó una investigación que lleva adelante la fiscal Ximena Chong.

Si bien la Municipalidad de Santiago no se hizo parte de la querella, sí apoyó a la familia a través del Departamento de Educación, organismo que pidió al Ministerio Público agilizar las diligencias y a Carabineros realizar una investigación interna.

"No creemos que esa sea la forma de responder a la movilización de los estudiantes, muchas veces no compartimos la forma en que los estudiantes se manifiestan, sin embargo creemos que el tiempo del maltrato, la tortura ya pasó hace mucho tiempo en Chile y por lo tanto Carabineros debe tener una forma distinta de tratar a las personas, sobre todo a los menores de edad", dijo Gastón Llona, jefe del área jurídica de la dirección de Educación municipal de Santiago, quien añadió que no tolerarán este accionar desmedido de Carabineros.

La familia presentó como pruebas fotografías y videos de la detención, además de dos informes médicos que constataron las lesiones que sufrió el joven.