Lo ideal sería que los países del mundo borren sus fronteras artificiales y permitan el libre tránsito por ellas a todos los seres humanos del Planeta. Sin embargo, la legislación internacional, contrariando los propios principios de la misma Carta Universal de los DDHH, permite que los gobiernos puedan disponer a su arbitrio a quiénes entran o salen de sus territorios.

La burda operación política de poca monta de la peor identidad DC posible, aquellos que anclados en las prerrogativas del poder hicieron negocios con la educación, se creen con el derecho de protagonizar una escena, cuyo resultado era de un pronóstico advertido.

El día domingo, la Senadora y Presidenta del Partido Demócrata Cristiano sorprendía no sólo a los militantes de su Partido, sino a todo el país al declarar: “Asumo el desafío de ser candidata presidencial de la DC”. Fue de seguro la discusión política del día.

Hoy se cumple el tercer día de la frenética campaña de la derecha y un sector de la DC. a propósito de la decisión soberana de Cuba, de rechazar el ingreso al país de Mariana Aylwin. ¿Y que pretenden? ¿romper relaciones con Cuba? La verdad es que el provincianismo y chauvinismo de la campaña, dan vergüenza ajena.

Redibujar el mapa de lo posible. Esa es la tarea que Jacques Rancière atribuye al trabajo intelectual y a la exigencia que el mismo requiere: no solamente una función crítica sino también una perspectiva política, el derrocamiento de un mundo que no es obvio y cuya misma evidencia se interroga.

El almirante jubilado Jorge Arancibia Reyes declaró en tribunales como  inculpado por haber difundido la falsedad de que el gobierno disponía de informaciones respecto de los autores de la reciente ola de incendios en el país.

A pesar de lo chanta, o más bien por lo mismo, Piñera es el más fiel exponente de la patética derecha chilena. Al igual que ella, anda emplazando a medio mundo, a propósito de la provocación diplomática montada contra Cuba, pero guarda riguroso mutismo acerca de sus graves responsabilidades en el caso Exalmar, entre ellas, y principalmente, mantener dos tercios de su considerable fortuna en un paraíso fiscal, con el fin de eludir impuestos en Chile.

La encuesta Cadem es más falsa que compromiso de Piñera. O al menos tanto, porque su propietario y director, Roberto Izikson, forma parte de uno de los anillos de la tecnocracia piñerista. Lo mismo que Roberto Méndez, factótum de Adimark.

¿Merecería ser Presidente de Chile una persona que hubiese legislado para otorgar gratuitamente enormes granjerías a unas pocas grandes empresas; que hubiese hecho, a través de sus representantes, uso masivo de contratos civiles claramente cuestionables; que, pese a su enorme patrimonio, no hubiese trepidado en raspar la olla de la caja fiscal?

Más artículos...