Por Fuego Prohibido: Otros Tres Israelíes Expulsados de las Torres del Paine

Regiones
Tipografía

El pasado viernes, otros tres turistas de nacionalidad israelí fueron expulsados del Parque Nacional Torres del Paine, por desobedecer protocolos de seguridad y encender fuego en lugar no permitido.

Los extranjeros fueron formalizados y deberán pagar una multa de $600 mil pesos. Sin embargo, a todo lo más, arriesgan una multa y la prohibición de ingreso al país, por un lapso variable de tiempo. 

Mientras, formularon una declaración ante la Policía y deberán permanecer en el país mientras la Fiscalía de la región de Magallanes decide si presenta cargos.

Los guardias forestales del Parque Torres del Paine, la zona turística más visitada de Chile, fueron alertados por un guía, quien acusó a los israelíes de encender una cocinilla para calentar comida mientras acampaban en un lugar donde no está permitido el fuego ante el peligro de incendios, según el comunicado de Conaf.

"De acuerdo al procedimiento establecido en el Reglamento de Uso del Fuego en el Parque se procedió a su expulsión del sector, solicitándose la presencia de Carabineros de la avanzada PNTP (Parque Nacional Torres del Paine)", agregó la nota.

La directora de Conaf Magallanes, Elizabeth Muñoz, admitió que la mayorías de las expulsiones en Torres del Paine corresponde a turistas de ese país:

"He estado revisando las estadísticas y desde el 2012 hemos tenido 36 expulsiones, de las cuales 23 correspondían a israelíes, y estos tres también lo son. Pensábamos que eran chicos de 18 y 20 años que se decían que venían terminando del servicio militar. Los de ahora son mayores de 27 años con profesiones, pero igual tienen la cultura de no obedecer e ir contras las normas".

"Estamos preparados para lo que nos manda la ley que es la conversación, sin embargo, la irrupción tan agresiva, de un turismo con intereses especiales, no cualquiera debiera ir a la naturaleza si no tiene respeto ni conciencia por la naturaleza. Hay que compatibilizar el rubro turístico con la conservación. Tenemos que tener una mirada de ser organismos más cohesionadas en este tiempo que somos invadidos por turistas y que no tienen intereses especiales", agregó.

A tal punto ha llegado la prepotencia de los israelíes, que los hostales de la región ya no los reciben.

Por alguna razón, las Torres del Paine, y en general la Patagonia, es un destino muy frecuentado por jovenes israelíes, una vez que finalizan su intenso y prolongado servicio militar, de tres años para los hombres y 21 meses para las mujeres.

La conducta de los turistas israelíes alimenta rumores fundados en extravagantes teorías de la conspiración.

Es el caso del Plan Andinia, teoría conspirativa de 1971, ideada por el profesor argentino de la UBA Walter Beveraggi, un reconocido antisemita.

El plan es un complot para desmembrar la Patagonia de la Argentina y de Chile y crear allí otro Estado judío, mediante un plan de colonización, tal como se hizo en la Palestina otomana.

Sin embargo, al día de hoy la población judía estable que vive en la zona patagónica de ambos países es mínima, y únicamente se ve incrementada por turistas, principalmente de Israel y EEUU, que vienen de paso.

Una treintena de personas han sido expulsadas del parque desde 2012 por incumplimiento de las normas que regulan el uso del fuego en Áreas Silvestres Protegidas del Estado de Chile, según Conaf.

Entre ellas, dos estadounidenses que también fueron expulsados del parque en el 2015, tras ser sorprendidos encendiendo una fogata en un lugar no autorizado.

El recinto de 230.000 hectáreas, sufrió en 2011 un incendio que consumió 17.000 hectáreas, provocado por el israelí Rotem Singer, quien fue condenado por la justicia chilena a realizar trabajos de recuperación del ecosistema.