Las Trece Marcas Más Longevas y Resilientes del Atletismo Mundial

Deportes Individuales
Tipografía

Doce récords mundiales tienen una antigüedad de 27 años o más. Provienen, todos, de 1988 o antes, un período de tiempo con controles antidopaje no tan severos como ahora.

En aquella época aún no había dado positivo Ben Johnson, el canadiense que en los Juegos de Seúl batió un récord mundial de 100 metros que fue anulado poco después, tras dar positivo el canadiense de origen jamaicano con un anabolizante llamado estanozolol.

De los doce récords más viejos, tres pertenecen a la RDA, la URSS o Estados Unidos. Por especialidades predominan la velocidad y los lanzamientos, con cuatro récords en cada modalidad. Y la única atleta que aparece por partida doble es Florence Griffith-Joyner (100 y 200 metros), posteriormente fallecida.

34 años

El récord más viejo pertenece a la checoslovaca Jarmila Kratochvilova, en la imagen, cuyos tiempo de 1:53.28 en 800 metros, establecido el 26 de julio de 1983 en Múnich, ha sido absolutamente inaccesible para la élite mundial actual.

También tuvo el récord de 400 metros y de hecho fue la primera mujer en romper la barrera de los 48 segundos (47.99).

El Estadio Olímpico de Múnich fue escenario de un récord que es el más viejo de todos los que están vigentes, batido el 26 de julio de 1983.

La fornida checa pasó en 56.1 por el 400 e hizo la segunda vuelta en 57.2.

A modo de ejemplo, la sudafricana Caster Semenya ganó los 800 metros planos con un tiempo de 1:55,33.

32 años

Marita Koch (RDA), 47.60 en 400 m

La alemana oriental batió la plusmarca el 6 de octubre de 1985 en el Bruce Stadium de Canberra (Australia) durante la Copa del Mundo. Desbancaba a la checa Jarmila Kratochvilova (47.99), que fue quinta en esta carrera.

La atleta de Bahamas, Shaunae Miller, ganó el oro olímpico en Río con 49:44,

31 años

Jürgen Schult (RDA), 74,08 en disco

Lo batió en el Jahn Stadium de Neubranderburgo (RDA), el 6 de junio de 1986, durante una reunión selectiva para los Europeos de Stuttgart.

El viento sopló violentamente, lo que pudo favorecer el lanzamiento. Batió el récord anterior por más de dos metros.

El alemán Christoph Harting ganó el lanzamiento del disco con 68.37 mts. en Río 2016

Yuriy Sedykh (URSS), 86,74 en martillo

Exhibición en el Europeo de Stuttgart, en el Neckarstadium, con tres tiros por encima de 86 metros.

Fue el 30 de agosto de 1986.

Sedykh tenía ya las dos plusmarcas anteriores.

El oro olímpico en el lanzamiento del martillo, en Río 2016, lo ganó Dilshod Nazarov, de Tayikistán, con 78.68 mts.

30 años

Natalya Lisovskaya (URSS), 22,63 mts en bala

Marca conseguida en el Memorial Hermanos Znamenskiy, en el Estadio Lenin de Moscú, ahora llamado Luzhniki.

En la competición, el 7 de junio de 1987, batió dos veces la plusmarca: 22,60 en el primer tiro y 22,63 en el cuarto.

La estadounidense Michelle Carter, con 20,63 mts, se quedó con el oro en Río.

Stefka Kostadinova (BUL), 2,09 en altura

Superó esa medida en los Mundiales de Roma, el 30 de agosto de 1987, en el Estadio Olímpico de la Ciudad Eterna.

Consiguió el salto pocos minutos después del récord de Ben Johnson en 100 (9.83), posteriormente anulado por dopaje.

La española Ruth Beitía, de 37 años, logró el oro en olímpico en altura con un salto de 1,97 mts.

29 años

Florence Griffith-Joyner (EE UU), 10.49 en 100 m

Plusmarca estratosférica en los Trials Olímpicos de Indianápolis (16 de julio de 1988).

Batió por 27 centésimas el récord anterior. Se dio como oficial un viento nulo, pero testigos presenciales hablan de un viento muy fuerte a favor. Homologado de forma increíble.

La velocista jamaiquina Elaine Thompson ganó los 100 metros planos en Río 16, con 10,71 segs.

Yordanka Donkova (BUL), 12.21 en 100 metros vallas

Batió la marca en el Beroe Stadium de Stara Zagora (Bulgaria), durante los Campeonatos Nacionales, el 20 de agosto de 1988. Desbancó a su compatriota Gilka Zagorcheva (12.25 el año anterior).

Brianna Rollins, de Estados Unidos, ganó la prueba de los 100 metros con vallas en Río 16, con 12,48 segs.

Florence Griffith-Joyner (EE UU), 21.34 en 200 m

Lo consiguió en los Juegos Olímpicos de Seúl, el 29 de septiembre de 1988. Venció con 38 centésimas de avance. Ya había batido el récord mundial en las semifinales, con 21.56.

La jamaicana Elaine Thompson, campeona olímpica de 100 metros, repitió en 200 metros, con 21.78 segs.

Jackie Joyner-Kersee (EE UU), 7.291 puntos en heptatlón

Venció en los Juegos Olímpicos de Seúl. Era también una gran saltadora de longitud: 7,49 metros, segunda mejor marca de la historia. Estaba casada con su entrenador, Bob Kersee.

Hizo el récord el 24 de septiembre de 1988.

La belga Nafisattou Thiam, de 21 años, se impuso en el heptatlon olímpico con 6.810 puntos, en Río 2016.

Unión Soviética, 3:15.17 en 4x400 mts femenino

Tatyana Ledovskaya (50.12), Olga Nazarova (47.82), Maria Pinigina (49.43) y Olga Bryzgina (47.80) batieron el récord el 1 de octubre de 1988, en los Juegos Olímpicos de Seúl. Estados Unidos, segundo con 3:15.51, batió también el récord anterior.

El relevo largo femenino estadounidense, integrado por Courtney Okolo, Natasha Hastings, Phyllis Francis y Allyson Felix, que remató la carrera, obtuvo el oro olímpico en Río 16, con 3:19.06.

Félix, que faltó a la ceremonia de entrega de medallas de 4x100 para correr también este relevo, ya había conseguido oros en 4x400 (Pekín 2008 y Londres 2012), 200 (Londres 2012) y 4x100 (Londres 2012 y Río 2016), además de sus medallas de plata de 200 en Atenas 2004 y Pekín 2008 y de 400 aquí en Río. Su cuenta de sesis medallas de oro la convierten en la atleta con más oros de la historia.

Gabriele Reinsch (RDA), 76,80 en disco

Lo consiguió en Neubranderburgo, en un encuentro entre la RDA e Italia. Fue el 9 de julio de 1988 en el Friedrich Ludwig Jahn Sporpark.

Desbancó por más de dos metros a la checa Zdenka Silhavá. Martina Hellman había lanzado 78,14, pero en una reunión oficial, de forma que su récord no fue aceptado.

La croata Sandra Perkovic se alzó con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, al lograr un lanzamiento de 69,21 mts.

27 años

Randy Barnes, (EE.UU.) 23,12 mts, lanzamiento de la bala

El 20 de mayo de 1990 batió pasa el récord al aire libre de Ulf Timmermann estableciendo una nueva plusmarca de 23,12 metros. Posteriormente, el 7 de agosto, en una competición en Malmoe (Suecia) al pasar el control antidopaje dio positivo por esteroides anabolizantes, y fue sancionado con 27 meses de suspensión. Recurrió la sanción pero perdió y no pudo competir en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Cuatro años después gana la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta con un lanzamiento de 21,62m, pero dos años más tarde vuelve a dar positivo en un control antidopaje, por lo que es sancionado de por vida para participar en los Juegos Olímpicos.

Le queda el consuelo que su marca permanece imbatida.

El estadounidense Ryan Crouser ganó el oro de lanzamiento de bala de los Juegos Rio 2016, con récord olímpico ide 22,52 mts.