Muchos pensaban que con la retirada de dos ilustres como Dan Carter y Richie McCaw, amén de otros iconos de los 'All Blacks' como Conrad Smith, Ma'a Nonu, Woodcock o Mealamu, la selección de Nueva Zelanda se iba a resentir después de encadenar en Inglaterra el año pasado su segundo Mundial consecutivo.

La tierra se acerca, una vez más, a concluir su vuelta alrededor del sol. Los años bisiestos se bendicen o maldicen, hasta con semillas de supercherías, pero no pasan inadvertidos. Algunos son felices, como mi suegro, quien nació en 1932 y solo ha cumplido veintiún inviernos, digamos que oficialmente, lo que a veces le recuerda que sigue joven.

La llama de los Juegos Olímpicos de Rio (5-21 agosto) fue encendida este jueves en la antigua ciudad de Olimpia (Grecia) conforme al ritual tradicional, en un acto cuyos valores atemporales enlazan con la delicada crisis política por la que atraviesa Brasil, y que sirvió de punto de partida de los primeros Juegos en Sudamérica.

No por nada más de un experto en este deporte dice que estos All Blacks son el mejor equipo de rugby de todos los tiempos.El equipo nacional de Nueva Zelanda derrotó con contundencia a su similar de Australia en la final del Mundial de Inglaterra por 34 a 17 y son campeones otra vez, igual que en 2011 cuando fueron locales. Sus números son impresionantes. Están entre los cinco equipos más dominantes en todos los deportes, en todos los tiempos.