Champions: Dos Españoles en Semifinales

Fútbol
Tipografía

Mientras el Real Madrid derrotó por 4-2 al Bayern Munich en casa, y avanzó a semifinales de la Champions, lo propio hizo el Atlético de Madrid, al conseguir un empate en su visita al Leicester.

Un partido de Champions casi siempre lleva polémica encima. El Real Madrid acabó derrotando 4-2 al Bayern en el Bernabéu (hat-trick de Cristiano Ronaldo y otro de Asensio; Lewandowski y Ramos en propia puerta para el conjunto alemán).

Uno de los tantos conseguidos por CR7 partió de un claro fuera de juego, mientras que Vidal fue expulsado por una falta inexistente.

El Real Madrid accede a semifinales después de un partido increíble, larguísimo, que tuvo de todo, que se solucionó en la prórroga con un Bayern con diez.

Primero marcó Lewandowski de penalti, igualó Cristiano y un gol tonto de Ramos mandó el partido a la prórroga. Antes echaron a Vidal y el Madrid lo aprovechó en la prórroga. Dos de CR (cinco de los seis del Madrid en la eliminatoria) y la guinda de Asensio, todo un descubrimiento.

Uno escucha la música de la Champions y se le vienen a la cabeza imágenes del Madrid levantando copas. Y a Cristiano metiendo goles. Es irremediable. El Rey de Europa sigue camino de otra. No ganó la guerra, pero sí una batalla de época. El Real Madrid-Bayern estuvo muy a la altura de su leyenda. Los blancos vencieron tras una prórroga increíble en la que metieron tres goles, empezando con uno de Cristiano en fuera de juego.

Los alemanes ya habían perdido a Vidal, castigado con una segunda amarilla cuando la eliminatoria estaba igualada completamente. Casemiro aguantó en el campo. Los cambios de Zidane también acompañaron. Asensio y Lucas fueron gloria bendita, aire puro. Y el Bernabéu respiró con los goles de Cristiano, el de siempre.

Fueron tres o cuatro noches seguidas en el Bernabéu. Salió el sol, se metió, volvió a salir y volvió a meterse. El partido duró casi una semana, años de tremenda rivalidad entre dos de los gigantes del fútbol europeo. El Bayern venía en desventaja y salió con el pecho por delante. Múnich ya era historia. Forzó la prórroga, a la que se llegó por un gol desafortunado que se metió Sergio Ramos, señor de la Champions.

El encuentro fue un extraordinario intercambio de golpes. Con Lewandowski, con Isco de mediapunta. El Bayern atacó por la izquierda, el Madrid lo hizo en oleadas. Un ataque alemán se convertía en peligro para su propio guardameta. Cada ataque sin final, era una ocasión del Madrid, que tuvo más y mejores que el Bayern .

Marcelo comenzó salvando el primer gol y Boateng se lo quitó a Ramos poco después de la primera parada de Carvajal. El línea la vio igual que el primer gol de Cristiano en la prórroga.

Si pestañeabas, pasaba algo. Si descansabas, tenías un problema. Nacho y Ramos no dejaron ni botar al polaco Lewandowski, que sólo tuvo una en toda la noche. Pero no falló.

Ya en la segunda parte, Casemiro llegó tarde e hizo penalti. A Robben. No perdonó Lewandowski, que engañó a Keylor sin dejarle de mirarle a los ojos. Que preguntan al bicho si los penaltis le ponen nervioso.

El gol desactivó al Madrid, que entró en trance. El miedo escénico se apoderó del campeón y la clasificación ya estaba en el aire. Zidane buscó oxígeno con Asensio y encontró mucho más. No era sólo meter un centrocampista por Benzema, era abrir paso a un chaval que se comió la pelotita con estrellas como en el parque.

Y apareció Cristiano. Como en Múnich, como siempre. Otra noche ‘inservible’ para el 7, que empató con un cabezazo de manual. Pero la alegría duró muy poco. Al otro lado estaba el Bayern. Ramos puso el 1-2 en su portería. Y a sufrir.

El partido incluso agotó al árbitro húngaro, Viktor Kassai, que empezó a tomar malas decisiones con ayuda de sus líneas. Perdonó la segunda amarilla a Vidal, luego a Casemiro y después se la sacó al chileno cuando no había hecho ni falta. La roja marcó el camino. No había escapatoria en la prórroga.

Allí, el Real Madrid aprovechó su superioridad numérica. También moral. Y que el línea no levantase la bandera. En la última jugada de la primera parte de la prórroga. Ramos al área, Cristiano y se acabó. No la pudo sacar Neuer, que demasiadas había sacado en Madrid y en Múnich. Que sepamos no tiene antenas.

El Real Madrid no tuvo piedad de su rival. Son ya muchas historias vividas. Cristiano puso el 3-2 en bandeja (también en fuera de juego), a servicio de Marcelo. Y Asensio metió el cuarto para cerrar una prórroga que duró una vida.

Y ahí sigue el Rey de Europa, que nunca muere.

Atlético empata con Leicester y también animará la próxima ronda

Sufriendo. No podía ser de otra forma. Se trataban de los cuartos de final de la Liga de Campeones y del Atlético de Madrid. De la mezcla sólo podía salir una tensión máxima para conseguir el pase a las semifinales por segundo año consecutivo. Los rojiblancos se han acostumbrado a estar entre los mejores de Europa y no fallaron a su cita.

En esta ocasión, lo consiguieron ante un Leicester que no se dio por muerto hasta el pitido inicial y gracias a un Saúl que volvió a aparecer en un momento decisivo. El canterano afirmó en días atrás en una entrevista a Mega que se había jugado su salud por el club, pues en esta ocasión dio la vida a un conjunto rojiblanco que sufrió como sólo él sabe hacer.

Por fortuna para los chicos de Simeone, el Leicester regaló la primera mitad. Okazaki se perdió entre las líneas del Atlético y Vardy apenas pudo cazar un balón aéreo ante la seguridad de Godín y Savic o Giménez cuando era necesario.

Tras la reanudación, Shakespeare puso a Chilwell en el lateral y él solito, cambió la imagen del encuentro. Llegó a los dominios de Oblak, encaró a Savic y fue protagonista en el tanto de un Vardy que volvió a mojar. Por suerte para el Atlético, antes de que llegara todo eso, Saúl había sacado la cabeza en el área rival y Griezmann había hecho de las suyas en el ataque.

Durante el primer acto, los atléticos no tuvieron demasiado el balón, pero lo mantuvieron lejos del área de Oblak, que era lo importante. Evitaron que las estrellas locales pudieran entrar en juego y aprovecharon sus pocas llegadas ante Schmeichel. Mientras los rojiblancos luchaban por el duelo de la medular, Filipe llegó por la izquierda con peligro y con un centro al segundo palo, habilitó a un Saúl que hizo el resto. El medio cabeceó con inteligencia. Sin potencia, pero colocado al fondo de la red para finiquitar la eliminatoria.

Por delante en el marcador, en un estadio donde el público también jugaba y con el Leicester llegando una y otra vez, los ingleses se desesperaban al chocar con Savic, Giménez, Lucas y Oblak. No era el día para marcar más de un tanto a los de Simeone.

FInalmente, el rojiblanco sigue su curso en Europa y el Leicester se despide con la cabeza bien alta tras una aparición histórica.

Arturo Vidal: “Este robo no puede pasar en Champions”

El chileno Arturo Vidal tuvo hoy durísimas palabras hacia el árbitro húngaro Viktor Kassai tras la eliminación del Bayern Múnich ante el Real Madrid en los cuartos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo y habló de un “robo”.

“Cuando teníamos el partido 2-1 ellos se asustaron, pero el árbitro empezó a hacer su show y con un hombre menos es muy difícil”, lanzó el mediocampista del Bayern. “Es mucha la diferencia, cuando juegan dos equipos así ese robo no puede pasar en la Champions”, lanzó.

Vidal, quien fue expulsado a cinco minutos del final, aseguró que su salida del campo fue injusta y también criticó los dos goles en fuera de juego que el Real Madrid anotó en la prórroga. Con un hombre más, el Real Madrid terminó ganando 4-2 tras perder 2-1 en los 90 minutos y se impuso por un global de 6-3.

“Se notó mucho, muy feo. Allá de local con un hombre menos y acá lo mismo.Entonces se empieza a dudar un poco”, señaló Vidal, aludiendo a la expulsión de su compañero Javi Martínez en el partido de ida en Múnich, reseñó DPA.

“Ojalá no vuelvan a pasar estas cosas. Siento mucha rabia. Que un partido de tanta intensidad pase por el árbitro. El árbitro nos dejó afuera de la Champions”, agregó. “Todo el mundo que sabe de fútbol sabe que cuando te embarran así es muy fuerte”.

Y para completar sus críticas a Kassai, Vidal se refirió al juez como un “payaso”.

“Cuando juegan dos equipos de primer nivel el árbitro no puede ser el payaso que hace el show del partido y le da la preferencia al Real”, disparó el chileno en zona mixta. “Es terrible, terrible, es para matarse”.

“Yo creía que era el día de nosotros. Tendríamos que haber pasado nosotros. Pero seguiremos luchando”, indicó. “Vamos a seguir mejorando, seguir creyendo y el próximo año iremos de nuevo a pelear”.

“Ahora quedan las dos copas, la Bundesliga y la Copa Alemana, pero realmente nos vamos muy tristes, porque este era nuestro objetivo. Teníamos equipo para ganar la Champions”.

Rummenigge afirma que el equipo bávaro se encuentra devastado

El presidente de la Junta Directiva del Bayern Múnich, Karl-Heinz Rummenigge, afirmó que el cuadro bávaro se encontraba “devastado” tras la derrota ante el Real Madrid en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

“El equipo está ahora mismo en el vestuario devastado, en el sentido más preciso de la palabra”, expresó Rummenigge. “Creo que fue un espectáculo, un espectáculo extremadamente emocionante, uno no puede sino dar un gran elogio a ambos equipos”, afirmó el dirigente.

Rummenigge se acordó, sin embargo, a la actuación del árbitro Viktor Kassai, sobre todo de la expulsión del chileno Arturo Vidal a poco del final del tiempo reglamentario.

“En mi opinión ni siquiera fue falta, y mucho menos tarjeta amarilla”, señaló.