A primera vista, la pregunta puede parecer de una sinceridad brutal y de una eventual falta de camaradería con la Senadora Carolina Goic, la candidata de mi partido, que ha anunciado que llegará hasta noviembre como opción de primera vuelta. Pero se trata de todo lo contrario.

A poco de asumir  como embajador de Chile en Uruguay, a mediados de 2014, conocí al entonces Ministro de  Relaciones Exteriores de ese país, Luis Almagro.   Aun cuando provenía de un partido político de derecha, él  se mostraba como alguien cercano a los gobiernos más avanzados del continente y, por ejemplo,  se expresaba del mejor modo de Cuba, Venezuela, Ecuador, Argentina y veía con simpatía el proceso de cambios en Chile de la recién formada Nueva Mayoría.

Ante  las reacciones destempladas de la oposición política venezolana, así como de la mayoría  de la derecha latinoamericana y de sectores  desinformados,  pero interesados  en atacar al Gobierno de Venezuela,  que no se  detienen  en su ímpetu para acusar livianamente al Gobierno Bolivariano de haber perpetrado un “Golpe de Estado Institucional”, es necesario aclarar las circunstancias en que se ha producido esta crisis artificial.

En rigor, la sentencia popular con la que titulo esta nota dice relación con los amores intensos y sus consecuencias riesgosas más allá de las rupturas, pero  me pareció también apropiada para signar la situación que vive el país.

Equipo

  • Francisco Herreros

    Francisco Herreros

    Director RedDigital.cl

  • Hugo Baronti

    Hugo Baronti

    Encargado tecnológico

  • Claudia Herreros

    Claudia Herreros

    Encargada de Marketing